como salida del spa


Así me siento. Las celebraciones, especialmente de cumpleaños, tienen ese aire de buena energía, revitalizante que perdura por todo un año. Creo que tanta energía positiva orientada en tu dirección concentrada en un sólo día, termina por hacer un efecto de halo de poder que alivia todo mal y reconforta el alma.

Ayer fué un día que empezó regular, (por no decir mal – yo y mi drama!!-) y un par de llamadas deseándome felicidad y prosperidad me hicieron llorar.. -que latosa yo no? Uich!- Pero el día fué mejorando con maravillosas conversaciones con las personas que me quieren que me hicieron una llamada sincera y amorosa, para destacar llamadas desde Barcelona y Bélgica… cada una como de 30 minutos.. de dos mujeres que quiero inmensamente, me conocen y siempre es delicioso conversar estando tan lejos.

Por otra parte, lo que ayudó a mi proceso de catarsis con la situación actual familiar, fué que a todos los que me llamaron, les hablé con honestidad de lo que estaba sucediendo, las primeras llamadas me arrancaron lágrimas, pero en las siguientes ya fuí capaz de hablar con fluidez…. catarsis!, que poderoso ejercicio. Y cuando tantas personas a las que les cuentas algo que te pasa, se unen en una sóla voz para decirte: “todo va a estar bien”, el mensaje de tanto repetirlo, cala profundo y se convierte en un bálsamo que te cubre como la miel, y si, terminas convencida que todo va a estar bien.

Gracias a todos por sus palabras de aliento, porque cuando alguien te cuenta algo, siempre se tienen dos opciones: callar ó sacar del corazón algo que anime a la persona que está sufriendo… todos hicieron un buen trabajo conmigo, gracias de verdad.

A mi único amigo en la oficina el señor F, que me dijo “Feliz Cumpleaños” como 10 veces en el día y además me regaló una chocolata tamaño familiar, le agradezco profundamente porque fué la primer persona a la que le llegué con lágrimas el día después del despido, y siempre tuvo la convicción de decirme “no te preocupes, todo va a estar bien”, todos los días me revisaba y soportaba estoicamente mis incontrolables lágrimas  – y hace sólo 3 meses me conoce- y le debo la profética declaración que “los 24´s pasan cosas buenas”, y así fué.

Estaba acabando de llegar a mi casa cuando llamaron al marido… las cosas van caminando y sé van a salir bien, y lo estoy diciendo con firmeza y convicción, y hoy después de una semana NO tengo las lágrimas flojas!!!!!!

A todos mis amigos y amigas que fueron a la casa a compartir un rato conmigo, los adoro, su visita me (nos -porque el marido también lo necesitaba-) hizo mucho bien. Las bolitas, BEA, sabes que te adoro cierto? (estoy estrenando elefantes!, y no me los voy a quitar en muchos días!), Lulis, los angaritos, Charly, y mi familia extendida, GRACIAS!!!

Así que si, hoy me siento como si hubiera pasado por un spa del alma, tengo paz adentro, aunque el tema del spa real,me vendría muy bien, porque tengo muy pocas horas de sueño encima, cansancio físico y dolor de cabeza… pero todo está bien.!

Y como me dijo Ale, “No todo son tristezas..” Gracias amiga

Etiquetas: , ,

About Pitufina

Trato que a pesar de éste tamaño, la vida no me atropelle!, Por eso voy a la deriva en permanente estado de alerta...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: