déjate llevar..


Algo me dice que yo tercamente trato de resistirme a lo que me conviene y en últimas es mejor para mi. Llegando el atardecer me entró la angustia de no oír el teléfono sonar esperando la llamada que estamos esperando con el marido hace una semana. Y la angustia creció al punto de estar completamente estresada…

Nos pusimos a armar el árbol de navidad y recordar dónde física y en nuestra relación estábamos hace un año: Yo estaba en Buenos Aires, y el marido aquí sólo armando el árbol, haciendo un esfuerzo porque no fuera tan duro hacerlo sólo.. y en nuestra relación estábamos a un mundo de distancia…

En varias de las llamadas de cumpleaños escuché: es hora que empiecen los de ustedes… puede ser éste el mejor momento, y el marido me dice que a él las personas que lo conocen, ésta última semana le han dicho lo mismo… ya tiene el conocimiento, los contactos, las herramientas… es su momento de soltarse y hacer lo suyo.

Así que yo me pregunto que estar esperando por un nuevo trabajo ó por nuevas oportunidades dependientes será un error?, será que ésta es la forma del universo, de hacernos cambiar, evolucionar, ir a donde se supone que debemos ir, donde está nuestra mejor vida, y nuestro futuro?, y seguimos tercamente buscando lo que no es?. Siempre saltar a lo desconocido da miedo, es algo natural, -me consuelo yo-, y el tema de volver al pasado financiero me raya la cabeza.

Puede ser. Suena como si fuera el momento, hemos aprendido muchas cosas no sólo profesionales, sino por ejemplo, vivir con poco y hacer mucho, lo cual sería necesario en éste momento para poder empezar, no hay ganancia sin sacrificio cierto? Yo no hubiese sido quien empezara porque simplemente no soy capaz de hacerlo sola, él si puede.. e increíblemente ya hay con qué empezar, ya hay trabajos sobre la mesa para empezar a hacer.

El caso es que parte de mi se quiere entregar a éso llamado “destino”, que todavía no se si “existe”, como está románticamente concebido, pero por otra parte no puedo evitar sentir miedo por la situación por venir, y de pedir por lo que sería a los ojos desprevenidos, lo “correcto”.

Siempre habrá inconformismo, quisiera que ésta situación de dar el salto a lo “nuestro”, se hubiese dado con premeditación y planeación, para estar preparados de alguna manera, pero también creo que si hubiesemos tenido la opción de elegirlo, nunca hubiésemos dado el salto, nunca….

Así que estamos en la barquita sentados tratando de tener paciencia y esperando que nos lleve a una buena playa que seamos capaces de manejar.. vamos a ciegas y sin remo para ayudarnos, sólo a donde ” algo ó alguien” cree que debemos ir, e inevitablemente….ya  estamos en camino, sin poder hacer más que dejarnos llevar.

Etiquetas:

About Pitufina

Trato que a pesar de éste tamaño, la vida no me atropelle!, Por eso voy a la deriva en permanente estado de alerta...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: