el placer de dormir…


Dormir es delicioso.. pero me asusta. Porque como ya he dicho antes, me hace sentir que pierdo mi vida, que hay un mundo allá afuera para ser conquistado y durmiendo eso sencillamente no se logra.

Sin embargo el placer que es dormir adquiere un nuevo significado a pesar de la culpa de perder la vida, cuando tu despertador suena a las 5:25 am… es.. DO-LO-RO-SO y eso que mi despertador tiene un sonido bastante “suavecito”. Porque no me digan pues, por favor el potencial mal estado en que se puede levantar el sujeto cuando el despertador es esa sirena estridente de los radio-reloj despertadores… A mi se me dañaría el día por completo, y no sólo el día, toda la semana, en ese efecto.

Así pues que a las 5:25 am cuando no se ha asomado la luz solar, cuando hace frío y más rico se duerme, yo pongo mis pies en la tierra.. aveces después de haber hecho 5 minutos de conversación interior acerca de por qué debo dejar ese lugar perfecto, maravilloso y cálido para ir a trabajar.

Pero cuando salgo de la ducha y veo al marido todavía en el delicioso calor de las cobijas -porque se levanta más tarde- (la ventaja comparativa de tener un pelo corto, no usar maquillaje, y no tener que cambiar la cartera para que combine con la ropa, entre otras cosas todas clasificadas dentro de la “practicidad”), me da …..cutu cutu (diccionario paisa)…

Y si cuando estoy en plan ya de salir corriendo, poniéndome bufanda, boina y guantes para soportar el gélido ambiente de las 6:30am cruzando la autopista para tomar el transmi, me encuentro no con el placentero dormir del marido, sino de los gatos… ya sencillamente salgo desmoralizada de la casa a la ya mencionada gélida mañana.

El panorama esta mañana era más o menos así:

Vista desde el punto A:

Tan pronto nos levantamos, ellos se acostaron, y a la hora de salir, ya estaban completamente plácidos durmiendo.

Vista desde el punto B:

Nótese por favor la mano debajo del mentón… es demasiada comodidad, ni yo duermo así de rico!

Esto se quedó en mi cabeza todo el día y a ésta hora: 5:04pm que estoy dormida sentada en mi escritorio, añoro ser parte de ésta escena.

Me invitan gatos?

Etiquetas: ,

About Pitufina

Trato que a pesar de éste tamaño, la vida no me atropelle!, Por eso voy a la deriva en permanente estado de alerta...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: