cortando con la cara de… tonta? te equivocas!


Mi nuevo look ha producido toda serie de reacciones debido -creo- a la imagen que la gente tiene ó tenía de mi.

Las reacciones varían del total asombro así como de ojo salido de caricatura, movimiento de cabeza en sentido “lado a lado”, con mirada de desaprobación ó de decepción, vítores y “me gusta mucho”, elogios de “te queda super”, “mamacita” por cortesía del marido hasta no darse cuenta para después de un rato decir con toda la exclamación posible “¡Te cortaste el pelo!, muéstra”.

Yo debo confesar que después del nerviosismo inicial por romper con esa misma imágen propia, soy feliz con mi nuevo look. No sólo porque me gusta lo que veo, sino porque es cómodo, me arreglo rápido, me veo “arreglada” todo el tiempo, es de bajo mantenimiento se mueve, no pesa, puedo dormir sin trenza sin hacernos un nudo con el marido en la noche, pero sobre todo, la gente me mira diferente, me mira con respeto.

El popular dicho de “vaca chiquita es ternera”, me aplica en todo su ancho. Soy muy petite y la gente suele creer que tengo… digamos que menos años de los que tengo… muchos menos (lo que he comprobado preguntando). Así que creen que sólo soy una niñita chiquita, monita e ingenua. Pues adivinen que?, sólo lo de monita y chiquita… lo demás se lo pueden volver a tragar para digerirlo!.

Aquí en la empresa la forma en que me miran, me hablan y como me tratan cambió radicalmente desde que me corté el pelo -y no es impresión mía-. Me han dicho cosas como:  “oye, ya no te ves tan niña”…. Y me parece fabuloso. Estaba HARTA!, de estar aquí como si estuviera haciéndole un favor a alguien, nadie me tomaba en serio, nadie me paraba bolas, nadie hacía para mi lo que legítimamente requería.

Las cosas han cambiado, ya no me ven la cara de tonta porque sencillamente nunca la he tenido, sólo que ahora con el pelo corto, lo pueden ver con más claridad… Así que si por alguna razón están pensando en un cambio de look, está altamente recomendado, cambia la imágen propia, la forma de sentirse, de verse, de relacionarse y la forma en que los demás nos ven.

No creo a hoy, que vuelva a existir  la niña de pelo larguísmo que hasta hace poco fuí, este fué el corte sin regreso, tal vez simplemente siempre debió ser así porque incluso como a los 7 años fuí orgullosa portadora de un corte “pixie” y siempre observé que el corte de las mujeres, se iba acortando llegadas a cierta edad adulta, tal vez llegué a esa edad, tal vez, la reinvención para enfrentar la edad adulta llega con un pelo corto…

Tal vez, pero soy libre, feliz y me encanta!

Etiquetas: , , , ,

About Pitufina

Trato que a pesar de éste tamaño, la vida no me atropelle!, Por eso voy a la deriva en permanente estado de alerta...

Trackbacks / Pingbacks

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya - febrero 12, 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: