Tag Archive | mujeres

mujeres

Tarde me enteré de que hoy es el día internacional de la mujer… pero supongo que nunca es tarde para celebrar.

Celebro ser mujer porque podemos con todo y hoy más que nunca en la historia de la humanidad se ve que hay desigualdad todavía. Tristemente todavía ganamos menos, somos discriminadas e increíblemente en muchos, muchísimos casos, maltratadas. Y yo me pregunto por qué sucede ésto en el mundo todavía?

No existe otra cosa que me descomponga como el maltrato a una mujer…y lo he visto en un par de ocasiones desafortunadas donde al final sólo puedo estar con lágrimas de ira en lo ojos, porque sencillamente los hombre que son capaces de hacer cosas así, son para mí, menos personas, se quedaron en la evolución desde el Neardental…

Las mujeres damos vida y supongo que esa es la función principal que cumplimos, es nuestro deber y obligación con la historia de la humanidad y con seguridad por eso somos más en población. Las mujeres hemos puesto nuestra huella en la historia cultural y social y todo lo que hacemos podemos hacerlo en un par de tacones y viéndonos bien.

Así que celebro lo que somos, un mar de sentimientos muchas veces encontrados pero en su mayoría verdaderos y simplemente consentidos.

Somos razón y capacidad de decisión para pensar en un millón de cosas a la vez y tenerlo todo presente al mismo tiempo: lo nuestro, lo de la casa, lo de la familia, lo del otro, lo que hay por hacer, lo que quedó mal, lo que no se quiere hacer, lo que se debería hacer y no encontramos la fuerza y lo que esperamos de los demás…

Pero con el paso de los años he encontrado en mi propio crecimiento algo común que tenemos las mujeres implantado en el chip y es que siempre -y sin justificación-, ponemos todo y a todos los demás, por delante de nosotros, de nuestras prioridades, de nuestros gustos y nuestras aspiraciones. Es algo noble y bonito, y tal vez eso nos hace mujeres, pero no está bien, aunque sea nuestra naturaleza. Y damos, damos mucho, damos todo, entregamos el alma en un regalo, en esforzarnos por atender unos amigos, en hornear unas galletas, en tener todo bonito y organizado y en hacer felices a los demás. Y sé que no soy la única pero esperamos lo mismo a cambio -y no es que demos sólo por esperar recibir- y muchas, muchísimas veces nos quedamos esperando…tristemente.

Celebro pues nuestro día, con mis amigas que me leen y las que no conozco que pasan por aquí a leer mi vida, feliz día, sean mujeres, sean auténticas, den con amor, sonrían y por favor tengan en su ropero un par de tacones rojos que cuando la vida esté muy mal al ponérselos se sientan como las dueñas del universo.

 

Anuncios

cortando con la cara de… tonta? te equivocas!

Mi nuevo look ha producido toda serie de reacciones debido -creo- a la imagen que la gente tiene ó tenía de mi.

Las reacciones varían del total asombro así como de ojo salido de caricatura, movimiento de cabeza en sentido “lado a lado”, con mirada de desaprobación ó de decepción, vítores y “me gusta mucho”, elogios de “te queda super”, “mamacita” por cortesía del marido hasta no darse cuenta para después de un rato decir con toda la exclamación posible “¡Te cortaste el pelo!, muéstra”.

Yo debo confesar que después del nerviosismo inicial por romper con esa misma imágen propia, soy feliz con mi nuevo look. No sólo porque me gusta lo que veo, sino porque es cómodo, me arreglo rápido, me veo “arreglada” todo el tiempo, es de bajo mantenimiento se mueve, no pesa, puedo dormir sin trenza sin hacernos un nudo con el marido en la noche, pero sobre todo, la gente me mira diferente, me mira con respeto.

El popular dicho de “vaca chiquita es ternera”, me aplica en todo su ancho. Soy muy petite y la gente suele creer que tengo… digamos que menos años de los que tengo… muchos menos (lo que he comprobado preguntando). Así que creen que sólo soy una niñita chiquita, monita e ingenua. Pues adivinen que?, sólo lo de monita y chiquita… lo demás se lo pueden volver a tragar para digerirlo!.

Aquí en la empresa la forma en que me miran, me hablan y como me tratan cambió radicalmente desde que me corté el pelo -y no es impresión mía-. Me han dicho cosas como:  “oye, ya no te ves tan niña”…. Y me parece fabuloso. Estaba HARTA!, de estar aquí como si estuviera haciéndole un favor a alguien, nadie me tomaba en serio, nadie me paraba bolas, nadie hacía para mi lo que legítimamente requería.

Las cosas han cambiado, ya no me ven la cara de tonta porque sencillamente nunca la he tenido, sólo que ahora con el pelo corto, lo pueden ver con más claridad… Así que si por alguna razón están pensando en un cambio de look, está altamente recomendado, cambia la imágen propia, la forma de sentirse, de verse, de relacionarse y la forma en que los demás nos ven.

No creo a hoy, que vuelva a existir  la niña de pelo larguísmo que hasta hace poco fuí, este fué el corte sin regreso, tal vez simplemente siempre debió ser así porque incluso como a los 7 años fuí orgullosa portadora de un corte “pixie” y siempre observé que el corte de las mujeres, se iba acortando llegadas a cierta edad adulta, tal vez llegué a esa edad, tal vez, la reinvención para enfrentar la edad adulta llega con un pelo corto…

Tal vez, pero soy libre, feliz y me encanta!

aventuras en la pelu presenta: …

AÑO NUEVO, LOOK NUEVO!    (eso decía mi estatus de fb el pasado viernes 14 de enero)

Y así fué.

Debo confesar que esa primera noche después del cambio de look, NO DORMÍ!.

Tenía atravezado entre mi cabeza y mi corazón todo lo que era mi “self image”… Lina con su larga cabellera…

Que ya no existe… -por el momento-, porque si, el pelo crece de nuevo ó eso dicen! Ja!.

El asunto es que tal vez un sinónimo mío siempre ha sido mi pelo, o eso he sentido siempre de mí misma. Así que esa noche, tan pronto salí de la pelu, llamé a mi mamá como 10 veces a su celular, y como cosa rara, había salido sin él, así que la noche pasó y no pude contarle la noticia. A la mañana siguiente la llamé y tampoco me contestó. Cerca del medio día del viernes, me llamó.

L: “Madre, tengo algo que contarte”

M: “qué paso?” (con su tono de “dime que nada malo pasó”)

L: “dejé mi larga cabellera en el piso de la peluquería…”

M: NOOOOOOOOO LINA!!!!!!!!!

Eso fué lo que no me dejó dormir esa noche, sabía que esa iba a ser la reacción de TODOS, empezando por mi mamá. Y además no podía dejar de pensar en la pinza de encrespar que me prometió me iba a regalar por estos días, así que dormida me decía a mi misma ésto: “mi mamá ya no me va a regalar la pinza…. buaaaa”, y me  respondía también: “pero quién dijo que no te puedes hacer crespitos así!” -anótese que la intención de mi madre para regalarme la pinza era que pudiera hacerme un peinado “como el que le hacen a Valerie Dominguez” (quien posee una frondosa y larga melena)-

Por otra parte, estando sentada en la silla del peluquero ese jueves en la noche, el marido miraba de reojo…

L: “te gusta?”

R: “ssseeeiiii” -léase no mucho-

Los pelos cortos me parecen divinos…, además me parece que las mujeres que se hacen cortes fuera de lo normal y del look princesa Letizia o cualquier otra princesa (porque todas parece que le pusieran la cabeza el mismo fulano), tienen algo así como más personalidad, más carácter.

Que me dicen por ejemplo de la Srta. Rihanna que no le teme a la tijera y siempre se ve divina.

O de Katie Holmes que el pelo corto le va espectacular!, mucho mejor que el look largo de princesa…

Claramente no tengo la cara de ninguno de mis dos ejemplos, pero son una buena muestra.

Así que ésta inquietud de hace mucho tiempo, sumada a la única conversación que tuve con el peluquero fué suficiente para convencerme:

L: -mostrándole una foto de un corte “bob”-: “A mi me quedaría bien algo así?”

P:  “Claro!!, mejor que lo que tienes ahora, porque siendo tu pelo tan delgadito se te vería más, por la forma de tu cara te verías mejor” y -ésto no lo dijo él, lo tengo claro yo-: tu minúsculo tamaño, con ese pelo como virgen de pueblo, te ves enana!

Así que cerca de 20 centímetros de la parte más larga de mi ex-melena, fueron el tijeretazo inicial y definitivo para no poder dar marcha atrás.

Debo decir que la primer mañana que salí a la calle, un par de tipos me piropearon, lo cual me subió la moral, y el personaje que iba sentado a mi lado en el transmi de camino a la oficina, no paraba de mirarme y cuando me fuí a bajar me dijo: “adiós, que estés bien..” Mientras yo me ponía colorada y sonreía.

Hay todavía días en que algunas personas que me ponen cara de tragedia y me dicen como suplicando: “Por qué te cortaste el pelooooooo”… y yo sólo puedo justificar que estaba cansada de mi pelo largo sin ningún statment que dar, era sólo un pelo largo, pero nunca era nada más, si, bonito y todo, pero sin ninguna gracia.

El peluquero tan pronto terminó me dijo: “ahora si quedaste como de 12”, pero a mi me parece que me veo mayor…Sea como sea, es maravilloso el bajo mantenimiento, poco shampoo,  poquito secador en la mañana para salir con él medio húmedo y que el buen corte haga el resto, que se me vea más y más sano…y la colita de caballo es lo máximo!, es minúscula!

Me miro al espejo y en aras de la sinceridad confieso que me pregunto: “será que la embarre?”, a lo cual me respondo, “Qué va, si a mi me gusta!”, Y si, me gusta verme al espejo diferente, es como un aire nuevo y finalmente, si, el pelo crece….

Ahí les dejo la autofoto, porque por ahora no tengo más… pero sé que me odiarían si tuvieran que leer toda esta carreta para no poder ver el resultado, pierdo a mis lectores por decepción!.

Besos!

sorry Cindy, you´re wrooong…

No soy particularmente amante de ésta canción ni de la “señora” Lauper, pero quién no se identificó en algún momento de su vida con ésta canción?. Liberadora, rebelde y situando un “statement” muy claro: “Girls just wanna have fun”.

Pero hoy debo decir que lo siento Ms. Lauper, te has equivocado de cabo a rabo porque la forma correcta de hacer ese statement sería decir “BOYS just wanna have fun”, porque así sencillamente ES.

Y no me voy a embocar en una discusión sexista -feminista- del papel de la mujer en la vida cotidiana y especialmente de pareja, pero si hay una clara diferencia: Boys just wanna have fun, mientras las girls, hacen “todo” lo demás.

Lo siento marido…….. y ésto no es sólo por tí, es algo que veo a mi alrededor y ya muy de cerca con mis amigas casadas y en mi familia. Hay excepciones a la regla, siempre las hay, no hay nada absoluto!, pero diría que la regla general es que los “chicos” quieren divertirse -de todas las maneras posibles, si entienden a qué me refiero- mientras nosotras sus esposas nos OCUPAMOS de todo lo demás…

Renieguen todo lo que quieran…. pataleen, pero así es. De una manera muy ofensiva, los científicos dicen que “solo” lassi pueden hacer dos cosas a la vez! mujeres son capaces de hacer más de 2 cosas al mismo tiempo…. No creo que se pueda resumir en una falta de “capacidad” de los hombres Vs las mujeres, en cuanto la funcionamiento de su cerebro (y la foto prueba lo contrario). Yo me atrevería a decir que es más un problema de atención a juzgar por lo que veo y vivo. Sin embargo, si es claro que hay también un tema de interés de por medio -en el caso de ellos- y de no hay más remedio -en el caso de las mujeres-, porque quién va a hacer las cosas, si ellos no las hacen? y estoy segura que la mayoría preferimos hacer lo que haya que hacer en vez de dejar que “la casa se caiga de desorden”

Fuimos creadas ó tenemos genéticamente implantado el chip de “ama de casa”… en muy pocas ocasiones se da que sea el hombre quien se ocupe de todas las atenciones que requiere el hogar, que me atrevo a decir es un hijo más  que cuidar. Y nos las arreglamos para hacer todo lo nuestro, pensar en el menú de la comida de esta noche y de las noches siguientes, saber qué falta en la despensa y pensar cuándo se va a hacer mercado, saber dónde está todo guardado, cuál es exactamente la comida de los gatos, saber quién toca esa canción, dirigir la empleada, trabajar full time, re-decorar mentalmente, tener presente la(s) cita(s) médica(s) que hay que pedir -incluidas las del marido-, pensar en qué se va a comprar de regalos de navidad, tener el pelo arreglado, las uñas pintadas y la cera en regla… -entre otros- y todavía querer divertirnos… uff!

En fin, asuman señores que este post no pretende criticar más que pedirles un auxilio, no se olviden de nosotras porque también quisieramos tener tiempo para divertirnos juntos, pero eso es imposible de lograr cuando hay que estar haciendo lo nuestro, lo de la casa y lo de ustedes…

No se olviden!!

P.S. Los amamos!

A %d blogueros les gusta esto: